fbpx

Aceites esenciales que alivian artritis y contracturas

La aromaterapia es una disciplina holística, una parte de la fitoterapia que trabaja sobre lo físico, lo emocional y lo mental. Su herramienta son los aceites esenciales, obtenidos de especies vegetales diversas. 

Son productos aromáticos, contienen más de 200 moléculas diferentes y una definición asegura que son » el alma de la planta», allí donde se concentra justamente su esencia. No son aceites grasos, ni macerados de plantas, sino que se extraen de distintas partes de los vegetales por medio de procesos complejos.

Los aceites esenciales trabajan por dos vías.

A través del olfato, al inspirar las pequeñas moléculas del aceite esencial que se encuentran en el aire por evaporación mediante hornillos, o inhalación directa, son llevadas a los pulmones, donde se produce el intercambio gaseoso, proceso por el cual pasan al sistema circulatorio.

A través de la piel, mediante la aplicación de cremas, lociones, aceites, baños aromáticos, compresas frías o calientes, las minúsculas moléculas del aceite esencial atraviesan la epidermis y alcanzan la capa más profunda, la dermis, donde los numerosos capilares que se encuentran en ella las absorben, transportándolas al sistema circulatorio.

Casi nunca los aceites se usan puros, sino que se diluyen algunas gotas en aceites vehiculares para aplicar sobre la piel; o se agregan en el agua para evaporarlos mediante calor.

Se utilizan para numerosos problemas de salud y estados emocionales disfuncionales, y en el caso del dolor articular y muscular, la aromaterapia cuenta con estas opciones.

Dolores articulares

Estos aceites se pueden utilizarse mediante suaves  masajes en las zonas afectadas o doloridas para mejorar los malestares.

Además, pueden utilizarse en baños aromáticos de inmersión, que ofrecen excelentes resultados. Se deben diluir luego del masaje 5 a 10 gotas de alguno de los aceites esenciales mencionados diluidos en miel, leche o vinagre de manzana y agregarlos al baño. Se recomienda 3 a 5 veces por semana, sobre todo en dolor de espalda, rodilla, tobillo, codo, gemelos.

El aceite esencial de Manzanilla alemana (Matricaria chamomilla) es de color azul y su fragancia huele ligeramente a manzana amarga. El aceite se extrae de las flores a través del proceso de destilación al vapor. Tiene efecto calmante y relajante sobre la mente y el cuerpo.

El aceite esencial de menta (Mentha × piperita) se extrae de los tallos y las hojas de la hierba. Su componente principal es el mentol, el cual ayuda a aliviar la inflamación y el dolor de las articulaciones.

El aceite esencial de Gaulteria (Gaultheria procumbens – Wintergreen) es uno de los aceites esenciales más populares para los dolores articulares. Es antiespasmódico, analgésico y anti-inflamatorio. Contiene salicilato de metilo, tiene un efecto de enfriamiento en las zonas dolorosas. Este aceite se absorbe fácilmente a través de la piel y proporciona un alivio inmediato al dolor de las articulaciones. No debe ser utilizado en inhalaciones o por vía oral ya que es muy tóxico. Solo debe ser utilizado en aplicaciones tópicas y diluido en un aceite base.

El aceite esencial de Nuez Moscada (Myristica fragans) se extrae de la semilla de la fruta de la nuez moscada. Es muy útil en el tratamiento de dolores de las articulaciones gracias a sus propiedades analgésicas y anti-inflamatorias. Puede proporcionar un alivio inmediato en caso de dolores de articulaciones e hinchazón producida debido a esfuerzos excesivos.

Aceite esencial de Melaleuca Niaulí (Melaleuca quinquenervia – Niauli) se elabora con un árbol nativo de Australia, se extrae de las ramitas tiernas y de las hojas. Tiene propiedades analgésicas. Dsiminuye la sensibilidad de los nervios y proporciona alivio en caso de dolores en las articulaciones y espasmos musculares que se producen debido a esguinces.

Para el alivio de las contracturas

Algunos aceites que podemos utilizar para el calentamiento muscular o preparación para un esfuerzo físico intenso son el lavandín y la gaulteria, ambos son muy eficaces para eliminar las contracturas musculares. Son anti-dolor, anti-inflamatorios y anti-espasmódicos. Lo ideal es hacer una mezcla de 50 ml de aceite vegetal de árnica con 2.5 ml de aceite esencial de lavandín y 2.5 ml de aceite esencial de gaulteria.

En caso de desgarro muscular o esguince, utilizar 3 gotas de aceite esencial de gaulteria mezclado con 3 gotas de aceite vegetal (el que se tenga a mano, girasol, oliva, etc). En caso de tendinitis, aplicar localmente la siguiente mezcla 4 veces al día hasta una clara desaparición del dolor:

10 gotas de aceite vegetal de árnica, 2 gotas de aceite esencial de eucalipto, 2 gotas de aceite esencial de gaulteria y 1 gota de aceite esencial de albahaca.

Por el Dr. Hugo Golberg, ex vice presidente de la Asociacion Argentina de Fitomedicina y Docente titular de fitofarmacia de la Universidad Maimónides. Docente del Instituto de Formación Holística Dos Mundos.

Resumen
Nombre del artículo
Aceites esenciales que alivian artritis y contracturas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *